Alzheimer Enfermedades Tercera edad

Ejercicios de orientación temporal y espacial en Alzheimer

Ejercicios de Orientación Temporal y Espacial en la Enfermedad de Alzheimer

El uso de ejercicios de orientación espacial y temporal tiene muchas ventajas frente a otras terapias cognitivas para la enfermedad de Alzheimer. Las personas con esta condición a menudo tienen dificultades para nombrar objetos y completar cuestionarios. La capacidad de recordar nombres y fechas es vital para prevenir la demencia y puede mejorar la calidad de vida del paciente. Un estudio reciente muestra que los ejercicios de orientación espacial y temporal pueden ayudar a los pacientes con demencia. Estos ejercicios son efectivos para una variedad de trastornos cognitivos y son fáciles de aprender e implementar.

A diferencia de las técnicas tradicionales de estimulación cognitiva, la orientación a la realidad es un método tradicional de mejora cognitiva. Se ha utilizado junto con medicamentos como los inhibidores de la acetilcolinesterasa. En este estudio, 14 pacientes con demencia de leve a moderada fueron asignados al azar al grupo de tratamiento y al grupo de control. Los pacientes del grupo de tratamiento recibieron sesiones semanales de orientación sobre la realidad durante seis meses. Fueron evaluados mediante una serie de medidas que incluyen la batería neuropsicológica CERAD, el Clock Drawing Test y el Mini Mental State Examination.

El uso de la prueba de toma de perspectiva es una de las pruebas más confiables para evaluar la orientación espacial en personas con la enfermedad de Alzheimer. Las pruebas involucran a los participantes en un círculo, donde deben imaginar estar en el centro del círculo, frente a otro objeto y especificando la dirección de un tercer objeto. La prueba se adapta a las necesidades del grupo. Sin embargo, el ejercicio no solo es beneficioso para los pacientes con enfermedad de Alzheimer.

Ejercicios de orientación temporal y espacial en el Alzheimer

A principios del siglo XX, la prueba del dibujo del reloj se utilizó por primera vez para evaluar a los soldados con lesiones en la cabeza. Ahora se usa más comúnmente como una herramienta de diagnóstico. A menudo se usa para determinar si una persona está en riesgo de desarrollar demencia. La prueba del dibujo del reloj tiene beneficios significativos sobre el diagnóstico médico. También es gratis y no requiere ningún entrenamiento o equipo especializado. Estos ejercicios mejoran la salud mental y física.

Además de los juegos de memoria visual, la prueba de dibujo del reloj también es una herramienta útil para medir la conciencia espacial. Se ha demostrado que diferentes tipos de ejercicio pueden mejorar la atención y la capacidad del paciente para dibujar. Un estudio reciente mostró que el ejercicio de resistencia mejoró la capacidad de los adultos mayores para reconocer el tamaño de un reloj. La prueba es una herramienta útil para determinar si un individuo está en riesgo de demencia.

Los beneficios de una intervención de RO son numerosos

El método PROfit integra tareas de navegación en una ruta a pie. También desarrolla la memoria del paciente del orden de los hitos. La función ejecutiva de los pacientes se potencia mediante la combinación de orientación y coordinación. Los resultados de este estudio son relevantes para el campo de la enfermedad de Alzheimer. Puede ser un complemento útil de otras terapias. Los beneficios de una terapia física serán evidentes para el paciente, pero no necesariamente para la persona que padece la enfermedad de Alzheimer.

Los estudios sobre RO han encontrado que mejora las capacidades cognitivas en personas con enfermedad de Alzheimer. Los ejercicios están diseñados para usarse con adultos mayores con deterioro cognitivo que tienen habilidades mentales normales. Las pruebas involucran dos métodos: una evaluación de la actividad física y una resonancia magnética. En ambos casos, se pidió a los participantes que identificaran tres puntos de referencia que no eran visibles en un mapa de la instalación. Luego, tenían que colocar los puntos de referencia en un mapa general de la instalación.

Si bien un estudio de los efectos de la ósmosis inversa en pacientes con enfermedad de Alzheimer solo mostró resultados prometedores, los hallazgos de este estudio tienen implicaciones significativas para el campo de las pruebas neuropsicológicas. Los participantes del grupo RO demostraron mejoras significativas en el volumen del hipocampo en comparación con los del grupo de control. Además, los investigadores no tuvieron que hacer ningún ajuste en su propio estilo de vida. Los resultados del ensayo RO fueron consistentes en todos los grupos.

El estudio utilizó pruebas de ADN para detectar una población de alto riesgo de enfermedad de Alzheimer. Aquellos con el alelo APOE-e4 en el cromosoma 19 fueron diagnosticados con la enfermedad. La prueba también evaluó los niveles de actividad física. Los niveles bajos de actividad se definieron como dos o menos días a la semana de actividad física moderada o vigorosa. Los niveles más altos de actividad física se observaron en personas con demencia. Los resultados se basaron en cuestionarios estandarizados.

También puede gustarte...